Hoy

Los extremeños se han gastado 49,1 millones de euros en Lotería buscando el Gordo

vídeo

Comprando lotería de Navidad antes del sorteo del Gordo. / HOY

  • Se han jugado casi el 8% más que el año pasado pero han jugado los números de siempre: los terminados en 13, 15, 25 y 69

Un poco más de alegría. Un poco más de ilusión. Parece que los extremeños han esperado este año el Gordo de la Lotería de Navidad con un poco más de optimismo que en ediciones anteriores.

Los extremeños se han gastado 49,1 millones de euros en el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, un 7,9% más que en 2014, con un gasto por habitante de 44,93 euros.

Así lo reconocen los vendedores de lotería de la región, más contentos en Cáceres que en Badajoz ya que en la provincia cacereña siempre han vendido más décimos que en la media del país, mientras que en la de Badajoz ha pasado lo contrario.

Por provincias, los cacereños han invertido casi 24,5 millones de euros y los pacenses algo más de esta cantidad, con un importe medio por habitante de 60,26 y 35,86 euros respectivamente. Dado que Loterías y Apuestas del Estado (LAE) había consignado a Extremadura 52,1 millones de euros para este sorteo, las administraciones de lotería extremeñas han devuelto tres millones de euros.

Este año no ha sido muy diferente a 2014. Aunque los autobuses del Imserso y los turistas han animado un poco las oficinas de venta, en la provincia de Badajoz se ha vendido menos de media que en el resto de España. La Selae (Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado) cuantifica en casi 33 euros el desembolso que cada pacense realizó el año pasado en la Lotería de Navidad, una cantidad muy alejada de la media nacional que se situó en 52 euros.

En la provincia de Badajoz se consumen 20 euros menos por habitante que en el resto de España. Esta diferencia aumenta si comparamos el dato con el gasto que hacen los cacereños, ya que ellos superan la media nacional. Según la Selae, la provincia disponía de más de 26.114.000 euros este año de lotería asignada, lo que supone un total de 130.571 billetes. Cada billete está formado por 10 décimos.

En cuanto al consumo de este año, los responsables de los establecimientos pacenses apuntan que la venta está siendo similar a la registrada en 2014. «Esta bastante flojo. La gente se ha empezado a animar en el último momento», destaca García. Los más rezagados se acercan estos días a las administraciones para hacerse con un décimo. En algunos espacios a ciertas horas se forman incluso colas para acceder al local.

«La actividad está siendo similar a la de los últimos años. Lo cierto es que la venta de décimos en ventanilla se ha activado en las últimas semanas. La gente de Badajoz acude a comprar su décimo a última hora», sostiene Lorenzo Ramos, encargado de la administración número 7, situada en la avenida Juan Carlos I.

En Cáceres la tradición lotera es más importante. La Selae cifra en unos 56 euros por cabeza el gasto que los cacereños hicieron el año pasado en la lotería de Navidad, una cantidad que se acerca al consumo de este 2015. Es un número que, aunque no alcance a los de los años anteriores a la crisis, en donde se llegó al techo de los 60 euros, sigue estando por encima de la media nacional y regional. En concreto, los cacereños dedican a tentar a la suerte 3,8 euros más que en el conjunto de España.

Según los datos de este organismo, la provincia dispone de 26.595.000 euros de lotería asignada, aunque no toda ella termina en las carteras de los cacereños o junto a una ramita de perejil para invocar a la suerte. Aproximadamente un 10% es devuelto a este organismo. Lo que sí es significativo es que haya aumentado en más de tres millones de euros esa cantidad disponible. En total están a la venta 132,976 billetes. Cada billete está formado por 10 décimos, así que el cacereño que quiera jugar puede optar entre prácticamente 1.329.760 cupones.

La actividad en las administraciones de lotería de la ciudad es frenética estos días. En la número 6, situada en la céntrica Avenida de España, Andrea Pascual lleva ya 34 años, desde 1981, inmersa en este caudal de números y cábalas. El pasado jueves rozando el mediodía los décimos no paraban de salir de la ventanilla acompañados de la palabra «suerte» pronunciado por las loteras con energía. Durante estas tres largas décadas aún no ha conseguido dar ningún premio de gran cuantía en este sorteo, aunque sí «muchas pedreas».

A lo largo de los últimos tiempos ha visto descender las ventas por culpa de la crisis y también por el 20% «de Montoro». Se refiere Andrea al incremento del dinero que se queda Hacienda por los premios obtenidos en juegos de azar que se decretó hace dos años. Respecto a la situación de este 2015, reconoce que ha mejorado, que hay algo más de alegría. «En ventanilla estamos mucho más activos».

Respecto a las terminaciones favoritas de los números elegidos, pacenses y cacereños coinciden: el 13, el 15, el 25 y el 69 arrasan. Entre la superstición, la belleza y el erotismo anda la cosa. El 5 y el 7 parecen ser también números talismanes, mientras que las cifras bajas ahuyentan a los compradores, en general. Si el Gordo termina en estos números, la pedrea servirá para financiar algún capricho o la Lotería del Niño en muchos hogares extremeños.

Aunque una cosa ha cambiado en los últimos años por la posibilidad de comprar números que salen por la máquina. Hay cifras asignadas a unas administraciones en concreto, y que no pueden obtenerse por el procedimiento digital. Otros números están disponibles solo por máquinas, y algunos por ambas fórmulas. Por ejemplo, las terminaciones en 13 no se pueden encontrar por máquina, tal y como informa Mar Verdú, de oficina 'La Luz' de Cáceres. Este hecho facilita que los números puedan estar más repartidos.