Hoy

Tornavacas celebra los más de 2 millones de euros del 52215

vídeo

Los agraciados con un cuarto premio vencido en el bar Los Faroles de Tornavacas celebran la noticia. / DAVID PALMA

  • El Bar Los Faroles de Tornavacas ha vendido la mayor parte de este cuarto premio y su dueña, María de las Mercedes, ha indicado que ha vendido "entre 110 y 120 décimos"

El municipio cacereño de Tornavacas, en el Valle del Jerte, celebra los más de 2 millones de euros repartidos mediante el cuarto premio del Sorteo Extraordinario de Navidad al número 52215.

El Bar Los Faroles de Tornavacas ha vendido la mayor parte de este cuarto premio y su dueña, María de las Mercedes, ha indicado que ha vendido "entre 110 y 120 décimos".

"Primero en los de papel de la máquina, que esos no se podían devolver, luego de los normales y hace poco pedí más", ha apuntado, por lo que la cifra de millones que llega a este municipio cacereño podría oscilar entre los 2.200.000 euros y los 2.400.000 euros

De esta forma, María de las Mercedes, Merche como se la conoce en el pueblo, lloraba de la emoción mientras iba atendiendo a los medios y a los vecinos, alternando la barra con el teléfono o los micrófonos.

Por su parte, la vecina Raquel Sánchez Jiménez conocía la noticia mientras estaba recogiendo fresas con una de las hijas de Mercedes y ha reconocido que con el dinero del premio se quiere "comprar un coche, pero uno para el campo, para trabajar".

Raquel además ha dicho que su hermana pudiera ser que "también llevara" algún décimo aunque ha añadido que quien no tenía el número agraciado con el cuarto premio era su madre.

Por su parte, Emiliano Luengo Bermejo es otro de los jóvenes agraciados que se acercaba hasta el bar Los Faroles para mostrar su alegría, portando gorro de navidad incluido, y, según ha dicho, el dinero del premio le viene "muy bien" porque está esperando mellizos y está "acabando la casa".

Además, Evaristo Domínguez, que llevaba un décimo, ha indicado que sus dos hijos "no lo llevaban aunque vienen todos los día al bar", ya que éste era el primer año "que se jugaba a este número" en el Bar Los Faroles, toda vez que el tradicional es el 41215 que se trae de Salamanca y, al ser muy parecidas las terminaciones, "no lo cogieron".

Así, Evaristo ha destacado que María de las Mercedes "quería cambiarles" el número pero le dijeron que después de "tantos años" no podían dejar de jugar a dicho número, aunque hubiera traído el nuevo.

Sobre qué hará con el dinero del premio, en tono jocoso ha resaltado que tiene que hablar con su esposa, "que es la que parte y reparte y se lleva la mejor parte".

Al ir conociendo la noticia, los vecinos de Tornavacas se han ido congregando según pasaban las horas para celebrar que era la primera vez que tocaba la lotería en el pueblo, un premio que está muy repartido y con un número "nuevo" que muchos parroquianos del bar despreciaron.