Hoy

Un viajante lleva 3.750.000 euros a Almendralejo con el segundo premio

  • Los trabajadores de la empresa Konecta también se reparten los 400.000 de un décimo del Gordo

Alonso Céspedes, un viajante de Almendralejo, acaba de escribir un reglón importante en la historia de la Lotería de Navidad en la localidad al repartir 3.750.000 euros entre los amigos de una pandilla que juegan juntos hace varios años.

Tuvo la ocurrencia de comprar 30 décimos del número que ha sido agraciado con el segundo premio, el 4536, en la zona de Málaga. Ahora mismo lo están celebrando.

"Cada año los compro en un sitio y este año ha tocado en Fuengirola", ha afirmado Alonso Céspedes, quien se quedó con dos décimos, pero que no le van a cambiar la vida, ha reconocido.

Pero a otros muchos que también han sido agraciados sí les va a cambiar la vida, pues entre ellos "hay familias que lo están pasando mal económicamente".

Una de ellas ha dicho que dedicará el dinero a pagar el crédito que han pedido al banco para pagar el máster de su hija.

"Yo nunca he tenido dieciséis millones de pesetas", decía en torno a las doce de la mañana Antonio Marín a los periodistas.

Antonio, que regenta un despacho de golosinas y pan con su mujer, lo celebraba enseguida con sus hijos, porque su mujer estaba en la peluquería y no se había enterado.

Él, como otros muchos, han tenido que mirar varias veces el número porque no se creían que les había tocado. "Estaba cogiendo limones de un árbol y me he pinchado, y cuando he ido a curarme es cuando han cantando el segundo premio", ha relatado.

Antonio forma parte de un grupo de amigos que cada año se reparten los décimos que trae Alonso Céspedes de cualquier ciudad de España.

El resto de los décimos se los dejó al propietario del bar Casa Emilio, que los ha ido vendiendo.

Esta mediodía varios de los agraciados se han juntado en ese bar de la avenida de La Paz para celebrarlo, y "con cava extremeño de Almendralejo", la única ciudad en la región donde se puede producir cava de denominación de origen.

También ha llegado a la empresa Konecta

Además, 20 coordinadores de la empresa Konecta, un call center, están de fiesta para celebrar que se reparten los 400.000 euros de un décimo que llevó un representante de la empresa de telefonía Jazztel. Los coordinadores habían puesto un fondo para adquirir diversos décimos de lotería de varios puntos del país. La suerte ha querido que uno de ellos sea premiado

En esta empresa de Almendralejo, donde trabajan varias centenas de personas, hoy se ha vivido una intensa alegría. Todos ellos han salido a la calle para brindar con cava la suerte que ha llegado.

Una de las coordinadoras ha llevado a un bebé, de menos de un mes, a la empresa para festejar con sus compañeros la suerte. “Éste ha sido el que nos ha traído la suerte este año”.

El segundo también ha caído en Mérida, Salvaleón, La Garrovilla, Trujillo y Casatejada. En Mérida ha repartido medio millón de euros, que se suma a los 120.000 obtenidos con un cuarto.