Compra 14 décimos del segundo en Santander y un hermano rompe uno por error

Compra 14 décimos del segundo en Santander y un hermano rompe uno por error

El que rompió el décimo se dio cuenta del error y decidió comprar otro en Alburquerque, por lo que no se ha quedado sin premio

EFE- HOY.ES

La historia de los tres hermanos, conocidos cortadores de jamón, Vicente, Jesús y Raúl González León, está a punto de convertirse en una de las mejores anécdotas del día de la Lotería de Navidad en Extremadura. No solo por las vueltas que ha dado la suerte en este caso, sino también porque ha contribuido a hacer felices a familias de varias localidades de la región con el reparto de 14 décimos del Segundo Premio, el 51244, por la región.

Lo primero que se supo fue que un décimo de este número se había vendido en Alburquerque. Después, que lo había comprado un vecino de esta localidad, Vicente, tras haber roto antes un décimo que le había traído su hermano Raúl de Santander. Lo había confundido con un número de la ONCE no premiado, y lo rompió.

Tras darse cuenta del error, y pensando en que sus dos hermanos tenían el mismo número y podía ser el único que se quedara sin el Gordo, compró otro otro con el mismo número por terminal, en el número 10 de la calle San Mateo de Alburquerque. Y menos mal, porque cada uno de los tres hermanos han ganado hoy 125.000 euros cada uno con este premio.

El hermano pequeño, Raúl, fue el que adquirió los tres décimos del número 51244 en Santander, donde estaba trabajando. Pero Raúl no solo ha traído la suerte a sus hermanos, ya que en Santander había comprado 14 décimos en total, repartiendo 11 en otras localidades entre compañeros de trabajo del cuartel de Bótoa (dos) y amigos. En total, y restando el décimo que fue destruido, este cortador de jamón ha repartido 1.625.000 euros en Extremadura.

Otro décimo de este número fue vendido también por terminal en Ceclavín (Cáceres)

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos