El Gordo de Navidad reparte 3,2 millones de euros en Extremadura

. / HOY

El número 03347 se ha vendido en Badajoz, Cáceres, Trujillo y Casar de Cáceres

REDACCIÓN

Las ciudades de Badajoz, Cáceres, Trujillo y Casar de Cáceres han sido agraciadas con el Gordo de la Lotería de Navidad. El número 03347 ha sido vendido en diferentes puntos de la región dejando una lluvia de premios. En total, en Extremadura se han vendido en total seis décimos del Gordo del Sorteo de Navidad que han dejado un total de 2,4 millones de euros.

A esta cifra habría que sumarle 800.000 euros de dos décimos que poseen dos hermanos que viven en la localidad pacense de Torremejía. Cada uno de ellos posee un cupón premiado con el Gordo gracias a que otro hermano, que reside en Guernica (Vizcaya), les regaló un décimo con el número 03347 a cada uno de sus dos hermanos.

El Gordo ha sido vendido en la administración de la avenida Santa Marina de Badajoz, que ha dispensado dos décimos. Además, se ha vendido un décimo en las administraciones situadas en la avenida Virgen de la Montaña y avenida San Blas de Cáceres, en la ubicada en la avenida Constritución de Casar de Cáceres y en otra de la Plaza Mayor de Trujillo.

Badajoz Dos décimos de máquina cuelan el Gordo con 800.000 euros
El lotero Álvaro Martínez junto con funcioanrios de Loterías y Apuestas del Estado y vecinos de Santa Marina.
El lotero Álvaro Martínez junto con funcioanrios de Loterías y Apuestas del Estado y vecinos de Santa Marina. / Arnelas

Por Natalia Reigadas. Pasaban cinco minutos de las 12.30 horas. El aburrimiento se extendía entre los pacenses que seguían el sorteo porque en las tres horas largas que los bombos llevaban dando vueltas, ninguna bola le había dado una alegría a la ciudad. Además, hacía más de una tabla que no se cantaba ningún premio. Todo cambió gracias al 03347. Dos décimos comprados a través de una máquina le dieron un pellizco de los que gustan a Badajoz. En total, 800.000 euros del Gordo.

Cuando Carla y Aya, las niñas de San Ildefonso, confirmaron el premio, la pantalla mostró que se iba a Madrid, Cuenca y Huesca. Pero había sorpresa, la que se llevó Álvaro Martínez, un joven que ayer regentaba el estanco de su padre en el número 12 de la avenida Santa Marina. «Nosotros vendemos dos números en décimos. Cuando vi el Gordo pensé: qué lástima, nada. Inmediatamente me sonó el teléfono. Me avisaban de que habíamos dado dos décimos por el terminal informático. Me puse muy nervioso».

Poco después llegó a su estando Javier Seco, funcionario de Loterías y Apuestas del Estado, para regalarle una camiseta que muy pocos loteros tienen y en la que pone 'Primer premio vendido aquí'. El estanco también luce desde ayer el mismo lema en su puerta.

La joven argentina agraciada compró un décimo hace tres semanas y su madre la imitó porque le gustó el número

Con el dinero se plantean traer a su familia de Argentina para poder pasar la Nochevieja juntos

Álvaro Martínez lleva tres años trabajando en un estanco que es propiedad de su padre y que está desde hace más de 30 años en el barrio. La mayor parte de los vecinos se acercaron para felicitarles y lamentar que no fuesen más décimos. El joven, que iba atendiendo a los clientes en busca de una revista o de tabaco, mientras los periodistas le preguntaban, admitió que dar el primer premio de la Lotería Nacional era algo especial. «Ayer le dije a mis compañeros, en broma. Mañana voy yo a trabajar que quiero dar el premio porque ellos dieron el segundo hace dos años. Y mira qué suerte, es mi día».

Cada año es más común que muchos compradores pidan números por máquina. En ocasiones, se trata de terminaciones específicas en busca de alguna fecha o algún número fetiche. Por ejemplo, el 18 ha sido muy demandado esta edición al coincidir con el año en curso y el 13 siempre se agota rápidamente porque a los compradores les gusta desafiar la supuesta mala suerte que aporta esta terminación. Sin embargo, en el caso de ayer en Badajoz, la fortuna fue aún más caprichosa porque, según revelaron los responsables de la administración, los dos décimos del Gordo se escogieron eligiendo la opción aleatoria de compra, es decir, llevarse un décimo de cualquier número que salga.

Mientras Álvaro Martínez esperaba a ver si los premiados se acercaban, bromeó acerca de los afortunados. «No se quiénes son. Les esperamos. A ver si nos hacen algún regalo. Un piso, un coche, algo. Lo dejo caer ahí... Esperando a ver». En general este joven se mostró «muy ilusionado». «Hace dos años que cayó un segundo premio y ya tenía que caer el primero. Han sido solo dos décimos, pero bueno, está muy bien». «Para mí los quisiera yo», le contestó un vecino entre risas, a lo que Álvaro replicó: «Y para mí».

Pero no fue para ninguno de ellos. Los dos décimos fueron para dos ciudadanas argentinas, madre e hija, que se acercaron horas después al estanco para confirmar que eran las premiadas.

Casualidad

Su historia es una muestra más de que la fortuna es caprichosa. Fue la hija la que hace dos o tres semanas compró el número. Su madre, al verlo, decidió adquirir otro décimo porque le gustó. Ambas estaban juntas en un supermercado cuando salió el Gordo. Al salir de comprar, pasaron por delante de una administración y reconocieron en la puerta el 03347. Apenas podían creérselo.

Tal fue la alegría por el premio que dijeron que están en blanco y que, por el momento, no saben a qué van a destinar los 800.000 euros que suman entre ambas. Lo primero en lo que han pensado es en traer a su familia de Argentina para pasar la Nochevieja con ellas en Badajoz. Un reencuentro feliz a cargo de un premio muy especial.

Esos dos décimos fueron la única huella de la Lotería Nacional de Navidad en Badajoz. Se trata de un sorteo que los pacenses viven con ilusión desde primera hora de la mañana, pero que no moviliza tanto sus bolsillos. La provincia pacense es una de las zonas de España donde menos se juega. Cada vecino, de media, se ha gastado 41,8 euros, es decir, menos de dos décimos. Esta estadística supera los 200 euros en otras provincias españolas, por ejemplo, Soria. La cifra también es inferior a la los cacereños. En la provincia vecina juegan, de media, 65 euros por persona,

En total, en la provincia de Badajoz se han vendido 28,4 millones de euros en lotería desde el mes de julio, cuando se pusieron a la venta los boletos. La cifra, aunque baja en comparación con otras áreas, supone un incremento del 3,8% con respecto al año pasado.

Cáceres El 03347 también se deja sentir en dos administraciones

Por Sergio Lorenzo. «Dicen que los números de la lotería de máquina son feos. ¿Feos? ¡Qué se lo pregunten al que le ha tocado sin son feos!», aseguraba ayer una de las personas que estaba frente al estanco y administración de loterías de la avenida Virgen de la Montaña de Cáceres, en donde ayer tocó el Gordo de Navidad. El encargado del establecimiento, Jorge Sánchez, se mostró contento por haber vendido un décimo que suponía repartir 400.000 euros. «Tuvo que ser la última semana por ser un número tan bajo, porque ese tipo de números más bajos la máquina nos los da siempre al final. Al principio nos da números que van mezclados, que no van repetidos, pero todos esos se van agotando. Se acaban las terminaciones del año que se está jugando y después ya empieza con los números bajos, así mezcladitos».

Sánchez señaló a los periodistas que recalcaran que el décimo era de máquina. «Es que hay gente a la que le da reparo, pero ese número que damos también está en la pelotita que se mete en el bombo». Él regenta la administración desde el año 2010, pero desde 2013 están en la avenida de la Montaña, casi en la esquina con la plaza de Conquistadores (Colón). Ya dieron un cuarto premio en la lotería de Navidad de 2015 y otro en la de 2016.

El otro décimo premiado con el Gordo vendido en Cáceres fue en la papelería librería que se encuentra en la avenida de San Blas, cerca de la ermita de este barrio, una zona cacereña muy popular. Allí, Jacinta Pablo Cortés, que regenta el negocio, señaló que era la primera vez que daban un premio importante. «Ya era hora de que nosotros diéramos un buen premio. Hoy hemos hecho feliz a alguien, ojalá que sea una persona a la que le haga falta el dinero».

El décimo premiado también fue de máquina. «Hay gente a la que le da un poco de reparo cogerlo por terminal. Están acostumbrados al billetito tradicional, pero ahora verán que este también toca». Ni Jorge Sánchez ni Jacinta Pablo sabían ayer quiénes son los agraciados.

Administraciones de Cáceres que han vendido los décimos del Gordo.
Administraciones de Cáceres que han vendido los décimos del Gordo. / Jorge Rey

Torremejía El primer premio llega al municipio y tres hermanos ganan 1,2 millones

Por Celestino J. Vinagre. Antonio Trinidad Cuerdo es de Torremejía pero está afincado en el País Vasco desde hace décadas. Es un empresario que cada año tiene la costumbre de enviar a su pueblo décimos de la lotería de Navidad para sus hermanos Miguel y Alfonsi. Esa rutina de siempre resultó ayer ser noticia. Una gran noticia. Los tres hermanos Trinidad Cuerdo se aliaron con la fortuna al tocarles el primer premio del sorteo extraordinario de Navidad.

Un décimo para cada uno, esto es, 400.000 euros por hermano (que se quedan en 320.000 euros tras el pellizco de Hacienda). El municipio de Torremejía (2.200 habitantes, a 16 kilómetros de la capital de Extremadura) celebró como propio la llegada del premio gordo.

«Mi hermano siempre nos manda por Navidad un décimo. Dios ha hecho un milagro. En mi caso no nos hace falta porque mi marido trabaja pero en el de mis dos hermanos esto les viene muy bien», comentaba a HOY, mezclando el júbilo y el sollozo, Alfonsi, de 55 años.

Uno de los tres tuvo que dejar de trabajar con 51 años por accidente laboral y el mayor está enfermo

Tiene tres hijos y una hija y su marido es comercial de una conocida multinacional de alimentación. «Lo repartiré entre mis niños. A ellos le hace más falta que a mí», enfatizaba mientras deambulaba de un lado para otro junto a la fachada de su casa, en la calle Constitución.

No era un reintegro

Su hermano Antonio, de 60 años, está enfermo y Miguel, de 54, perdió una pierna durante un accidente laboral (era albañil) hace tres años y desde entonces pasó a cobrar una pensión. Que les haya tocado el Gordo es un alegría redoblada a una familia que no lo está pasando bien. Antonio compró el 03347 en una administración de la localidad vizcaína de Gernica.

Alfonsi recordó ayer que uno de sus hijos le dijo, poco después de conocerse el primer premio, que el décimo regalado por su tío «tenía el reintegro, por lo menos, y que cobraríamos 100 euros. Pero yo en la tele veía que no, que era el Gordo y me puse a gritar ¡el Gordo, nos ha tocao el Gordo!»

«He trabajado mucho, muchísimo en mi vida pero tuve la desgracia de tener un accidente y quedar minusválido hace tres años. Me han tenido que poner una prótesis en la pierna. Soy una especie de Robocop», afirmó el hermano pequeño de los Trinidad Cuerdo, quien no tuvo reparo de mostrar el 03347 premiado.

Celebración en Torremejía.
Celebración en Torremejía. / Brígido

«Este no me lo quita nadie. ¡Menuda alegría!», agregó Miguel mientras no paraba de recibir los besos y abrazos de decenas de amigos y conocidos que se agolparon al inicio de la calle Constitución.

En ese punto, a la entrada de Torremejía viniendo de Mérida, en la casa de Alfonsi se desató la fiesta poco después de las doce y media, cuando los niños de San Ildefonso decidieron que el Gordo iba a estar muy repartido en este año por toda España y que Extremadura iba a tener un pellizco.

Miguel lloró y posó con su mujer para una foto inolvidable. Antonio lo festejó a casi ochocientos kilómetros de distancia. Alfonsi se acordó de todos. «Mis cinco sobrinos se lo merecen también. Dios ha hecho un milagro», concluyó.

Hermanos agraciados con el Gordo en Torremejía.
Hermanos agraciados con el Gordo en Torremejía. / Brígido
Casar de Cáceres Una aproximación y el Gordo dejan 914.000 euros

Por Álvaro Rubio. Este año la suerte ha llegado a Casar de Cáceres. La Lotería de Navidad ha dejado en esa localidad un total de 914.800 euros. Al décimo premiado con el Gordo que ha vendido la administración ubicada en la avenida Constitución hay que sumar los 245 boletos del número 03346.

Esos los han vendido en la multitienda 'La despensa del queso', situada en el Paseo de Extremadura, un establecimiento que regenta Mari Paz Molano. «Compré los décimos en verano por un importe de 4.900 euros y los he ido vendiendo a mucha gente del pueblo. Está muy repartido y por cada boleto tocan 2.100 euros», contaba Mari Paz ayer desde la puerta de su local, donde lo celebraron muchos de los agraciados. Curiosamente está situado justo al lado de la calle Nisa, donde viven Isabel Prieto y Sandra Banda, las únicas premiadas con el Gordo en esta localidad cacereña.

Trujillo La administración celebra con cava la venta del premio Gordo

Por Javier Sánchez Pablos. Sorpresa, primero, y después, mucha alegría, tanta que no faltó la botella de cava. También aparecieron algunos nervios. Así se recibió en la Administración de Lotería número 1 de Trujillo la noticia de que este establecimiento había sido agraciado con el Gordo de la Lotería de Navidad. Al menos, vendió un décimo premiado a través del terminal. Por tanto, «puede haber ido a cualquier punto de España», sostiene el lotero, Luis Pedro Moreno.

A los pocos minutos de salir ese primer premio, vecinos y familiares comenzaron a acercarse al establecimiento para primero corroborar que el Gordo había tocado en Trujillo y, después, dar la enhorabuena y las felicitaciones al gerente. «Me he puesto muy nerviosa», señalaba un familiar de Moreno, al llegar al establecimiento, situado en la plaza Mayor trujillana. Sin duda, durante la mañana esta administración fue el centro de atención de vecinos y curiosos. No faltaron las correspondientes fotografías para inmortalizar el momento.

Moreno es la primera vez que reparte el Gordo de Navidad. No obstante, en años pasados ha dado otros premios, como terceros y quintos. «Es una alegría dar estos premios, además estamos haciendo que suene Trujillo por toda España». Reconoce que en Navidad no están teniendo mala suerte.

Esta administración comenzó a vender décimos de Lotería del Sorteo de Navidad ya en julio. Esos décimos se han ido a distintos puntos del territorio español, gracias al numeroso turismo que pasa por la ciudad trujillana. Las ventas han bajado mínimamente en relación a la edición pasada.

Administración de Trujillo en la que se ha vendido el décimo agraciado con el Gordo de Navidad.
Administración de Trujillo en la que se ha vendido el décimo agraciado con el Gordo de Navidad. / Javier Sánchez

El Sorteo Extraordinario de Navidad ha repartido este 22 de diciembre 2.380 millones de euros en premios, y los agraciados con el 'Gordo' recibirán 400.000 euros al décimo, con 680 millones de euros a repartir con este premio principal.

Loterías y Apuestas del Estado (LAE) permite cobrar en el mismo día los premios inferiores a 2.000 euros del Sorteo de Navidad en los casi 12.000 puntos de venta oficiales, a partir de la tarde del mismo 22 de diciembre.

Más información

 

Fotos

Vídeos